23.9 C
Tarapoto
lunes, julio 15, 2024
spot_img

“Para el megaproyecto necesitamos evaluar alternativas viables técnicas, de operación y mantenimiento”

Entrevista con la Ing. Margot Vásquez Panduro, gerente general de EMAPA San Martín 

“Operar tecnologías, que no incrementen los costos en las tarifas”. 

“Este megaproyecto es una oportunidad de tener que nos permita mejorar el servicio para todos”.

Para la gerente, la elaboración de un proyecto de estudios de preinversión implica la evaluación de varias alternativas, «como EPS no quisiéramos que se evalúe sólo una alternativa, porque ese es justamente el error que se ha cometido anteriormente, que se evaluó una sola alternativa sin dar pase a otras alternativas que hubieran podido permitir evaluar o elegir cuál es la más viable.

“Al tener una sola alternativa en el proyecto anterior, hace  casi 14 años, cuando se estaba dando la evaluación de ese proyecto y se consideraba el tema del bombeo del río Mayo como una alternativa exclusiva, en costos de operación y mantenimiento no eran viables, la idea es que, lanzando este proceso se pueda contemplar la evaluación de dos, tres, cuatro, alternativas,  es lo ideal», nos dice de arranque.

Asevera, además, que cada evaluación que se hace en preinversión tiene diferentes estudios ambientales, socioeconómicos, operación y mantenimiento, tecnología que se va a utilizar, porque, no nos olvidemos también que depende del tipo, del estado en el que se encuentre el agua que vamos a captar, requerimos el diseño de la planta de tratamiento, los insumos que vamos a necesitar, la tecnología que se va a utilizar, es todo un paquete,  todo depende del tipo de agua que nosotros vayamos a captar y ese tipo de agua no se obtiene de la evaluación de un solo mes, porque lo que se está moviendo muchas veces en los proyectos es realizar la evaluación es un ciclo hidrológico, y un ciclo hidrológico son 12 meses, donde pueden suceder varias cosas, ya conocemos el comportamiento de nuestros ríos, hay épocas de estiaje donde no tenemos turbiedad, aguas muy claras, pero posiblemente con otro tipo de contaminación.

También tenemos, épocas donde tenemos abundante precipitación y la turbidez se incrementa, entonces, nuestras plantas requieren tener unidades de tratamiento para poder tratar el agua durante los 12 meses, muchas veces, si hacemos una evaluación, digamos de dos o tres meses, donde no ha habido turbidez yo podría proyectar, una planta de filtración lenta, pero esa planta de filtración lenta no me sirve cuando hay alta turbidez y tenemos ese problema;  por ejemplo, en la localidad de San José de Sisa, donde tenemos una planta de filtración lenta que ya le hemos dejado de usar, incluso, porque ahora el río no tiene baja turbidez, entonces no nos permite tratar el agua, y dejamos a la población sin servicio,  advierte la ing. Vásquez.

Conocedora de la realidad, con propiedad la funcionaria advierte:  Y eso es lo que decimos, llueve mucho no tienen agua, no llueve, no tenemos agua, son ambos extremos, porque cuando se han diseñado las plantas, hace más de 30 años, también la categorización de las fuentes eran distintas a las que son ahora, antes no había mucho arrastre porque no había mucha deforestación, ahora existe mucha deforestación, hay mayor arrastre y necesitamos otras tecnologías, anota.

¿La consultoría debe contemplar todas esas variables, pero a la vez, un aspecto elemental, que usted acaba de señalar, el cuidado de la cabecera de la cuenca de quebradas o ríos?

Dentro de la evaluación de una preinversión, que es en realidad lo que nosotros quisiéramos y estamos coordinando, junto con el Colegio de Ingenieros y el Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo, existe esa sinergia, ellos nos están solicitando que podamos tener una participación permanente durante la elaboración de la preinversión y eso es importante, porque durante esta etapa es bueno evaluar también la infraestructura actual existente, porque si nosotros hemos estado ya haciendo un análisis de la infraestructura que tenemos, luego de que Cachiyacu II  se ponga en funcionamiento, nos falta todavía una planta de tratamiento, nos damos cuenta que en épocas donde tenemos lluvias, donde no hay sequías, podríamos nosotros tener 24 horas de servicio en condiciones normales.

Sin embargo, solamente Tarapoto, Morales, La Banda de Shilcayo que ahora tiene Ahuashiyacu, le dejaríamos solamente con La Banda de Shilcayo, porque Ahuashiyacu está abasteciendo una parte del sector del barrio Huayco, una vez que pongamos en funcionamiento, hemos hecho el cálculo aproximado y tendríamos la fuerza suficiente para los usuarios a la fecha, no para incrementar usuarios ni para hacer ampliaciones, en ese sentido sería importante que se pueda evaluar la infraestructura que tenemos actualmente y cómo se va a conectar la nueva infraestructura con lo que tenemos.

Para nosotros, en la parte de operación y mantenimiento no es conveniente tener cinco plantas, porque todo eso implica contratar más personal, porque no es solamente tener otra captación, otra planta de tratamiento, es tener otro sistema, necesitar más personal y eso significa mayor tarifa, mayores costos operativos y de mantenimiento, todo eso se debe evaluar de una manera responsable, en coordinación con la empresa, porque lo que se estaba haciendo es que cada unidad ejecutora o formuladora, termine de formular su proyecto y nos trae un proyecto a nosotros para darle una opinión favorable en 15 días que ya no hay un espacio, donde podamos nosotros realmente hacer un buen trabajo.

Lo que se quiere realmente, en forma conjunta, a la vez se pueda conocer al consultor y eso ya lo hemos coordinado con el Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo, podamos nosotros también desde nuestra perspectiva, – nosotros no hacemos expedientes técnicos- , pero sí los que operamos el sistema y conocemos los problemas a los cuales nos enfrentamos de manera diaria, finalmente cuando se ejecuta el proyecto y se ha transferido a la empresa vamos a hacer los que vamos a enfrentar los problemas frente a las carencias que ese proyecto podría traer si es que no se hace de una manera coordinada con nosotros que somos los que finalmente vamos a operar el servicio.

En la actualidad, las redes de distribución son de asbesto, ¿se cambiarán?

El proyecto debe considerar la reposición de las redes existentes, porque obviamente al tener nosotros, digamos una nueva fuente, una nueva captación, vamos a tener mayor cantidad de agua, se van a incrementar las presiones, se van a incrementar los caudales todas las redes obviamente ya no servirían, este proyecto considera, desde el primer megaproyecto que tuve la oportunidad de ver, considera la reposición y la renovación de las redes de distribución, debe considerar, porque es un proyecto de agua potable funciona en conjunto, ese diseño desde la captación, distribución de tus redes deben estar acorde a las presiones o a la cantidad, a los caudales que vas a recibir la  fuente, tu nueva planta de tratamiento, si un proyecto no consideraría el cambio de redes, estaría demás.

Por consiguiente, no está demás advertir a los municipios, tenemos ad portas la obra del jirón Martínez de Compagñón, ¿esa obra tiene que estar preparada y considerar estos aspectos?

Sí, se deberían considerar estos aspectos y ver cómo vamos a encajar con este proyecto, porque a lo mejor y mi diseño me van a salir diámetros mayores y no los diámetros que yo estoy teniendo actualmente, porque voy a incrementar presiones, de repente en este momento puedo tener una tubería que soporta una presión digamos de 50 m de columna de agua y luego cuando tengo más agua y va a ser de 100 m. columnas de agua, entonces,  tengo que conocer luego que haga el diseño, todo eso amerita la evaluación, no es cualquier cosa, sólo podemos decir que va a costar 8 millones, que es demasiado dinero, lo que tenemos que asegurar es que ese dinero realmente se traduzca en un estudio o en varios estudios, varias posibilidades, cosas que nosotros tenemos que cumplir, que hacer cumplir, qué esos 8 millones estén muy bien ubicados, un proyecto que realmente vaya a solucionar los problemas que tenemos.

¿Tenemos a la vista lo que está sucediendo en Morales, con una obra casi paralizada, calles intransitables, ustedes hicieron la supervisión?

Éstos son realmente problemas que se traducen, si bien es cierto los ejecutores son los municipios, finalmente se traducen en reclamos hacia la empresa y el no trabajar de manera coordinada, estos expedientes se formularon hace seis, siete, ocho años atrás si no me equivoco y llegaron con el destrabe de proyectos del Ministerio de Vivienda, proyectos que estaban por ahí dormidos y no se hizo una actualización, porque durante todo este tiempo han sucedido varias cosas y en el tema del agua basta una modificación que tú puedas hacer es una red que tú puedes pensar que no vas a alterar, puedes terminar alterando todo el sistema, igual en el alcantarillado hemos tenido esta contaminación que justamente ha sido porque se había anulado y a los buzones que nosotros teníamos existentes, tenían una profundidad y esa profundidad era justamente porque esa zona la más baja y tenía que venir mucho más abajo del buzón y el nuevo buzón que se realizó era con otras dimensiones que no cumplían el requisito de trasladar esa agua residual de esa zona y lamentablemente esa zona no está considerada en el proyecto del jirón Manco Cápac, porque eso no era parte del proyecto.

Pero el tema del sistema tanto de agua como de alcantarillado es un todo y hay que saber cómo si este cambio que se va a hacer va a afectar a los demás, esas cosas son las que muchas veces no tenemos en cuenta y se ejecutan obras, y cuando empiezan los problemas todos dicen que la EPS está contaminando.

 

Finalmente, tenemos en marcha la convocatoria de la consultoría para el mega proyecto, ¿desde la EPS se va a dar las facilidades para que esto camine?.

Sí, en realidad de trabajar de manera conjunta y desde nuestra apreciación técnica, cuántos mayores alternativas podamos evaluar, vamos a tener un mejor proyecto, es importante que podamos tener la participación concertada, creo que no tenemos por qué tener disputas porque, todos tenemos finalmente un mismo objetivo que es la mejora de los servicios y en eso también nosotros como usuarios, siendo así, creo que todos debemos involucrarnos para poder tener un proyecto que cumpla todas nuestras expectativas, porque todos queremos tener 24 horas de servicio, si queremos un mejor servicio, tenemos que estar dispuestos a valorar el servicio y a poder pagar una tarifa que pueda cubrir los costos, darle un buen uso al servicio. Consideramos que nuestros costos de operación y mantenimiento son costos que a las justas nos permite cubrir una infraestructura que ya tiene más de 50 años que a cada rato nos ocasiona problemas y este megaproyecto es una oportunidad de tener un proyecto nuevo que no nos permita mejorar finalmente el servicio.

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,572FansMe gusta
324SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS