23.1 C
Tarapoto
miércoles, abril 17, 2024

Sabiendo gobernar

Solo quedan menos de tres años para el término de las actuales gestiones de gobierno. En cuanto a resultados, la ciudadanía no siente aún esos cambios esperados y no avizora aún que la cosa vaya a cambiar para mejor. Y al caso: por distintas razones estuve en varios distritos de la región y en ningún momento obtuve una respuesta satisfactoria de la gestión de su alcalde. Todos dijeron: “nos hemos equivocado”.

Una de las debilidades de los líderes políticos es que, después de ser esos candidatos empáticos, querendones y amigables, sufren una transformación brutal en sus maneras de desempeñarse. Una vez ya autoridades, se comportan de manera absolutamente diferente y es ahí donde comienza el fracaso. En un municipio distrital, al hacer mi “encuesta” a más o menos veinte ciudadanos ninguno dio una opinión favorable, lo que ya es un indicador del divorcio total del alcalde con el pueblo. En varias oportunidades dicté talleres en municipalidades provinciales y abordamos estos problemas de comunicación. Y no se imaginan lo que descubrimos.

Gobernar es un arte. Ya escribí en este su diario VOCES, que, para gobernar se requiere tener buen criterio y sentido común y me he remitido en varias oportunidades a Marguerite Yourcenar y su famoso libro: “Memorias de Adriano”, que los intelectuales sanmartinenses ya deben haberlo leído, aunque creo difícil que lo hayan hecho mis amigos los alcaldes. Pero nunca es tarde.

Gobernar un territorio no debería ser difícil si es que quien gobierna tiene la capacidad para conformar un buen equipo. Y gobernar es un arte que debe armonizar una serie de factores y que permitirá actuar con coherencia. En primer lugar, como escribiera César Hildebrandt: tener vocación para trascender, para ser diferentes. ¡Aquí comienza el secreto! Lo primero que deben decir los gobernantes a sus funcionarios es lo siguiente: “¡Ayúdenme a lograr una gestión diferente y mejor!”. ¿Cuántos de los actuales líderes lo han hecho?….. Pues digo: ¡Dios que me coja confesado!

A mi alcaldesa de Tarapoto le alcanzamos una serie de ideas, sugerencias y propuestas tratando de ayudarla en su gestión. Una de las primeras fue nuestra opinión en el sentido que la Municipalidad de Tarapoto no debe estar pensando en parques temáticos, como declaró y ofreció su gerente de desarrollo económico, y de quien no obtuvimos la gentileza de una respuesta –a pesar de nuestra seria y constructiva amistad con este famoso y conocido funcionario– y nos interesaría saber cómo resolvió nuestra propuesta. El interés de la alcaldesa y de su extraordinario staff de funcionarios debe ser el bosque urbano para el Bajo Mayo que, dese hace más de quince años, lo venimos promoviendo a la Municipalidad de San Martín y siempre nos han mandado al desvío. Y en el CGRA podría verse.

Existen criterios claves para gobernar con eficiencia y efectividad. Saber diferenciar estos dos conceptos es fundamental. A propósito: ¿los gobiernos locales han actualizado y mejorado sus Planes de Desarrollo Concertado? (Comunicando Bosque y Cultura).

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,534FansMe gusta
261SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos