25.8 C
Tarapoto
sábado, abril 13, 2024

Mitos y creencias sobre la lactancia materna

Comenzaremos por definir qué son los mitos y las creencias.

Un mito es atribuirle a algo, características que no tiene, y creencia es el completo crédito que se da a un hecho como cierto.

Existen mitos y creencias en las diferentes culturas, sobre diversos temas, y la lactancia materna no es una excepción.

Pueden causar desánimo o temor e incluso ocasionar la suspensión de la lactancia, perjudicando la salud de la madre y del bebé.

La investigación científica ha permitido demostrar que muchos no son ciertos.

Mencionaremos algunos de estos mitos y creencias:

“EL BEBÉ NO DEBE RECIBIR LA LECHE DE LOS PRIMEROS DÍAS (CALOSTRO), PORQUE LE HACE DAÑO”

FALSO. El calostro es importante para el bebé ya que es rico en compuestos que actúan contra las infecciones e impulsan el desarrollo.

Además, es laxante, estimula la eliminación de las primeras deposiciones (meconio) disminuyendo el riesgo de color amarillo de la piel (ictericia).

“LOS PRIMEROS DÍAS, LA LECHE (LLAMADA CALOSTRO) ES INSUFICIENTE PARA EL RECIÉN NACIDO”

FALSO. Las cantidades relativamente pequeñas de calostro ayudan al recién nacido a adaptarse a la alimentación por boca.

Con pequeños volúmenes, puede coordinar mejor la succión del pecho con la deglución y la respiración, y no atorarse.

Además, esas cantidades están en concordancia con el pequeño tamaño del estómago del bebé.

“EL BEBÉ NECESITA AGUA EXTRA PARA CALMAR LA SED”

FALSO. La leche materna tiene toda el agua que necesita el bebé.

Al dar otros líquidos, hay riesgo de que se contaminen y produzcan diarrea o que el bebé ya no quiera lactar y disminuya la producción de leche por la falta de estímulo.

“TODOS LOS LACTANTES NECESITAN TOMAR AGUA DE ANÍS O MEDICAMENTOS PARA LOS GASES”

FALSO. Los gases se producen normalmente en la digestión y se eliminan en forma espontánea.

En caso se produzca un exceso de gases o cólicos, se debe consultar al pediatra.

“JUGOS Y OTRAS BEBIDAS O ALIMENTOS AYUDAN A ‘FORMAR EL ESTÓMAGO’ DEL BEBÉ LOS PRIMEROS MESES”

FALSO. La leche materna es todo lo que el bebé necesita los primeros 6 meses.

La introducción de otros alimentos puede causar problemas al bebé y disminuir la producción de leche en la madre.

“SI EL BEBÉ TIENE DIARREA, HAY QUE SUSPENDER LA LACTANCIA”

FALSO. La leche materna ayuda al bebé a recuperarse de la diarrea, lo hidrata y lo nutre.

“SI LA MADRE LAVA ROPA O TOMA HELADOS, LA LECHE SALE FRÍA Y PRODUCE CÓLICOS Y DEPOSICIONES VERDES”

FALSO. La leche sale siempre a la temperatura del cuerpo, igual que la orina, por ejemplo.

“SI LA MADRE TIENE GASES O ESTREÑIMIENTO, SE LOS TRANSMITE AL BEBÉ EN LA LECHE”

FALSO. Los gases de la madre no se pueden transmitir a la leche porque no se absorben en el intestino.

“SE NECESITA TOMAR BASTANTE LÍQUIDO PARA TENER BASTANTE LECHE”

FALSO. La sed determina la cantidad de líquido que requiere el organismo.

Tomar más líquidos que lo necesario, no aumenta la producción de leche.

“ES NECESARIO TOMAR LECHE PARA PRODUCIR MÁS Y MEJOR LECHE MATERNA”

FALSO. La leche no es indispensable en la dieta de una madre que da de lactar ni hace que se produzca más ni mejor leche.

Si a la madre le agrada, puede tomarla, aunque a muchos adultos les produce molestias digestivas y no deben consumirla.

“DESPUÉS DE 6 MESES O UN AÑO, LA LECHE MATERNA NO ALIMENTA”

FALSO. Aunque después de los 6 meses se debe complementar con otros alimentos, la leche siempre contiene nutrientes importantes para el crecimiento y desarrollo del niño y compuestos que lo ayudan a evitar las infecciones o a combatirlas.

“LAS MADRES DESNUTRIDAS NO PUEDEN DAR EL PECHO”

FALSO. Ellas necesitan mejorar su nutrición por su propia salud y apoyo para amamantar frecuentemente, pero deben continuar amamantando al bebé.

“EL ESTRÉS O LA CÓLERA IMPIDEN QUE LA MADRE PRODUZCA LECHE”

FALSO. A veces pueden interferir transitoriamente con la salida de la leche, pero no con la producción, que depende de la succión frecuente.

Se debe procurar un ambiente tranquilo para la madre.

“SI LA MADRE SALE EMBARAZADA NO DEBE CONTINUAR LA LACTANCIA”

FALSO. La mujer puede continuar con la lactancia durante el embarazo y después del parto puede seguir amamantando a ambos bebés.

“YA NO SE PUEDE VOLVER A DAR EL PECHO UNA VEZ QUE SE HA INTERRUMPIDO LA LACTANCIA”

FALSO. Una madre que ha dejado de dar el pecho puede, en muchos casos, volver a hacerlo, con el apoyo necesario.

“LA LACTANCIA MATERNA, HACE QUE LOS PECHOS SE CAIGAN”

FALSO. Los pechos van cambiando poco a poco, con las sucesivas menstruaciones y embarazos y, con el tiempo, pierden elasticidad y se ponen más flácidos.

Como hemos podido apreciar, la mayoría de las afirmaciones mencionadas no sólo son falsas, sino que pueden ser perjudiciales.

Las madres deben buscar la información sobre lactancia y crianza en fuentes confiables, para poder brindar a sus hijos lo mejor, como es su deseo, y disfrutar de esa hermosa etapa de la vida.

*Tomado (en gran parte) de un artículo de la Dra. Milagro Raffo, Pediatra

HÉCTOR PEREDA SERNA – PEDIATRA

Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención:    lunes a viernes:  mañanas:   de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes:        de 4 pm a 7 pm.
WHATSAPP: 999 962 366
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra
CELULAR PARA CITAS: 933 839 979

Artículos relacionados

Mantente Conectado

34,534FansMe gusta
261SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

Últimos artículos