24.8 C
Tarapoto
viernes, julio 19, 2024
spot_img

LEYES QUE DEBERÍAN SER EJECUTADAS EN EL PAÍS

No se trata de un candidato o candidata que esté trabajando hoy para ganarse el voto el 11 de abril; no se trata de que haga o deje de hacer algo hoy para ganar el voto después. Aquí lo que importa es, qué hiciste profesional y políticamente en el pasado para tener derecho al voto del pueblo que elige en las urnas.

Hay mucha gente que le gusta ser candidato o candidata, porque sabe de ser elegido, de la manera cómo le mira a la política puramente como un negocio, ya ganó la lotería para que asegure su destino. Porque al Estado como tal no le importa nada para hacer una verdadera reforma en lo que a elección de candidatos al Congreso se refiere.

De cheryl Trigozo, su único pasado es la música y el canto; de Glenda Mello, su único pasado que le acompaña es el periodismo; de Lucinda Vásquez, su único pasado es el magisterio de muchos años de servicio y su larga lucha sindical magisterial y su lucha a favor de los intereses de la comunidad a través del Frecides.

Los demás son ilustremente desconocidos, ni siquiera profesionalmente se dejaron conocer ni mucho menos con alguna lucha de reivindicación a favor del pueblo. Lástima que el electorado peruano elige al popularmente conocido. No importa que no haya terminado ni siquiera su primaria o a las justas ha terminado su secundaria, pero resulta que es un campechano o campechana, un negociante o empresario; resulta que es la persona largamente conocida como cantante; largamente conocida como periodista. Pero de aquí más allá, qué. ¿En qué otras actividades más se desarrollaron?

Nuestro electorado es muy sentimentalista con la persona que postula, no valora, ni mucho menos exige capacidad, gestión, liderazgo, ni mucho menos exige honestidad. Porque de exigir el electorado estos requisitos, ya no serían candidatos al Congreso que resultó estos últimos tiempos lo más fácil de las elecciones para llegar a ese lugar.

Tan fácil, basta que haya dinero de por medio para estar en la cabeza de lista de los grupos políticos, y como existe el voto preferencial, son arrastrados, no porque se merecen, sino porque el grupo político donde están inscritos, llega con más votos a la primera vuelta.

Si César Acuña llegaría a la primera vuelta, de hecho, estaría arrastrando sin ningún mérito a la mayoría de candidatos de este grupo en San Martín; lo mismo sería con los demás grupos. Ahora, si independientemente de este voto preferencial, un candidato o candidata consigue un aplastante voto mayoritario, por la injusta repartija del voto preferencial, de hecho, quedaría fuera de carrera.

AL ESTADO NO LE IMPORTA UN PAÍS CONTENTO

¿A quién le importa corregir esto?

A nadie. La solución lo tienen los congresistas para anular esta ley del voto preferencial. Jamás lo van hacer, como tampoco anularían la ley del excesivo sueldo que reciben; tampoco anularían el sueldo vitalicio de un ex jefe de Estado; tampoco anularían la ley injusta de la Derrama Magisterial, que inmediatamente cuando un docente es nombrado, le jalan de una manera automática al redil de su propia organización y descontado mensualmente sin su consentimiento.

Tampoco aprobarían una ley donde los grandes capitales y empresas transnacionales, se llevan el 70% de lo que explotan en el Perú, dejando un miserable 30% para el Estado. Si esto sería revertido a favor del pueblo con el 70% de beneficio, no hubiera ninguna protesta, ni mucho menos huelga de ningún tipo en el país; tampoco hubiera lugar para los delincuentes, porque estos con una buena ley penal que no existe, serían condenados para siempre en las cárceles peruanas, pero de una manera rígida, haciéndoles trabajar para que paguen su estadía en la cárcel.

Jamás podrían aprobar estas leyes; tampoco aprobarían esa ley de despido arbitrario a los 65 años con una pensión miserable que el docente tiene que lidiar por el resto de su vida, cuando lo justo debería ser las mujeres a los 50 y los varones a los 55 años, retirarse del magisterio ganando todos los derechos como en actividad, sobre todo la parte de la remuneración, que me imagino lo tiene en su plan de gobierno, Pedro Castillo, que de llegar al gobierno, su desafío sería esto a nivel de educación para que se implante en la clase magisterial.

En fin, basta con un par de leyes para que se diera una nueva estructura en todos los ámbitos de la sociedad. Empezando con las grandes empresas monopólicas que no tributan; con muchos imperios de universidades privadas que tampoco tributan; empezar que los grandes imperios económicos en el país inviertan sin explotarle a la población.

Que las grandes financieras bajen el costo criminal de sus intereses, y sobre todo que haya una ley que se condone la deuda de los docentes que deben a partir de los 10 mil soles hacia arriba, y que, con este respiro financiero, ese docente pueda proyectarse de la mejor manera en su carrera profesional y familiar.

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,577FansMe gusta
326SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS