19.2 C
Tarapoto
jueves, julio 18, 2024
spot_img

Preguntas y respuestas sobre la alimentación infantil

Mencionaremos algunas preguntas frecuentes de los padres sobre la alimentación de sus niños, aclarando su validez o falsedad.

¿SE TIENE QUE LIMITAR EL CONSUMO DE HUEVOS EN LOS NIÑOS A DOS O TRES POR SEMANA?

Hasta hace unos años atrás, así era.

Actualmente, con estudios científicos, se ha descubierto que el huevo no influye mucho en el aumento de los niveles de colesterol sanguíneo.

Además, el huevo aporta proteínas de alto valor nutricional, vitaminas y minerales.

Por lo tanto, si nos encontramos ante un niño sano que toma una dieta variada y saludable, hace ejercicios regularmente, no tenemos por qué ser tan estrictos con el número de huevos que debe consumir.

CUANDO UN NIÑO ESTÁ GORDITO, ES PORQUE ESTÁ BIEN ALIMENTADO.

FALSO. En los controles de Crecimiento y Desarrollo, el Pediatra le informará los percentiles del niño y se verificará si tiene un crecimiento adecuado de talla y peso.

En caso de que aumente mucho de peso, le dará las indicaciones adecuadas, en cuanto a su alimentación y actividad física, según cada niño.

En el Perú, la incidencia de la obesidad infantil sobrepasa el 10%, por lo que hay que romper viejos paradigmas; antes el problema era la desnutrición, por lo que ver un niño “gordito” se asociaba a buena salud.

Ahora sabemos que eso es contraproducente para la salud inmediata del niño y tendrá mucho más riesgo de tener problemas de salud en el futuro (obesidad permanente, hipertensión, diabetes, etc.).

EL PAN ENGORDA

Depende de la cantidad que se consuma.

Se debe incluir el pan en la dieta del niño.

Contiene hidratos de carbono, que aportan energía ya que está fortificada con vitaminas y minerales.

Un niño de un año puede consumir una unidad mediana de pan de panadería.

Y a los 3, 4 y 5 años, hasta dos porciones de pan al día.

SI SE TOMA ANTIBIÓTICOS, SE DEBE TOMAR YOGUR

VERDADERO. El consumo de antibióticos (que deben haber sido prescritos por un médico), puede alterar la microbiota (antes llamada flora intestinal), sobre todo en niños, ya que en esa edad sufren de muchos procesos infecciosos y necesitan tomar antibióticos con más frecuencia.

Por eso se recomienda el consumo de yogur, que contienen probióticos (“bacterias buenas, beneficiosas”).

Los probióticos protegen la microbiota intestinal y estimulan el sistema inmunológico, entre otros beneficios.

Lógicamente, debe consumirse yogur de procedencia conocida y de calidad certificada, no productos con “sabor a yogur”.

EL PAN FRESCO ES MEJOR QUE EL DE MOLDE

VERDADERO. El pan de molde contiene mucha más grasa que el pan blanco tradicional (aproximadamente el 10% frente al 1%).

Los niños pueden tomar un sándwich de vez en cuando, no todos los días.

LA EFECTIVIDAD DE LAS VITAMINAS AUMENTAN CUANDO LAS TOMAS EN AYUNAS

FALSO. En cualquier hora del día harán el mismo efecto. Incluso se menciona que algunas vitaminas se adsorben mejor cuando se toman junto a otros alimentos, por ejemplo, las vitaminas A, D, E y K.

SI UN NIÑO ES ALÉRGICO A LAS PROTEÍNAS DE LECHE DE VACA ¿SE LE PUEDE DAR FÓRMULAS DE SOYA?

No es lo más recomendable, por lo menos hasta los dos años.

Las fórmulas de soya tienen menor aporte calórico y las proteínas son de menor calidad nutricional que las de origen animal.

Para complicar el problema, un porcentaje de niños alérgicos a las proteínas de la leche de vaca, también lo son a las proteínas de la soya.

Se debe considerar que no es conveniente su consumo prolongado, ya que contienen filatos, los que disminuyen la absorción de minerales (hierro, calcio, zinc).

LOS ALIMENTOS CONGELADOS APORTAN MENOS NUTRIENTES QUE LOS FRESCOS

FALSO. Una congelación y su posterior descongelación, en forma adecuada, no debe afectar a los nutrientes de los alimentos.

Combinados con los alimentos frescos, son una buena opción para los niños, sobre todo los pescados que vienen ya limpios y sin espinas.

Eso sí, la cadena del frío no se debe romper bruscamente.

Se debe descongelar los alimentos lentamente.

TODAS LAS GRASAS SON MALAS Y HAY QUE ELIMINARLAS DE LA DIETA

FALSO. Las grasas son totalmente necesarias en la alimentación.

Nos aportan energía, transportan las vitaminas liposolubles, ayudan a regular la temperatura corporal.

Pero, también es cierto que no todas las grasas son iguales.

Hay que diferenciar entra las grasas insaturadas, las saturadas y las grasas trans.

Las grasas saturadas proceden especialmente de los alimentos de origen animal y hay que consumirlas con moderación, las grasas insaturadas proceden de los aceites vegetales y de los alimentos de origen marino y son las consideradas más cardiosaludables, y las grasas trans son las más perjudiciales y hay que reducirlas el máximo posible.

COMER ENTRE COMIDAS FAVORECE LA APARICIÓN DE CARIES

VERDADERO. Después de cada comida, aunque sea un simple aperitivo, los restos que se quedan en la boca pueden dañar el esmalte y provocar caries, por eso es recomendable lavarse los dientes después de cada comida.

LAS VITAMINAS PUEDEN PROVOCAR ALERGIAS

FALSO. No se ha comprobado que, por las vitaminas, una persona puede sufrir reacciones alérgicas.

Sin embargo, algunos complementos de fabricación artificial podrían causar, en ciertas personas, alergias, dependiendo de distintos factores.

HÉCTOR PEREDA SERNA – PEDIATRA

Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (Zaragoza) Moyobamba
Atención:    lunes a viernes:  mañanas:   de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes:        de 4 pm a 7 pm.
WHATSAPP: 999 962 366
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra
CELULAR PARA CITAS: 933 839 979

Artículos relacionados

Mantente conectado

34,573FansMe gusta
325SeguidoresSeguir
1,851SeguidoresSeguir

ÚLTIMOS ARTÍCULOS