lunes, agosto 8, 2022

INJURIAS Y POPULISMO PRIMARON EN DEBATE EN CHOTA: Ambos han jugado para la tribuna; nunca se ha visto un debate tan populista, tan genérico

Analistas señalaron que los candidatos se enfocaron en planteamientos populistas sin explicar cómo los harán realidad. Indicaron que necesitan aterrizar sus planes para que los peruanos decidan, de manera informada, quién les parece mejor.

Una importante oportunidad de explicar de forma concreta cómo piensan ejecutar sus planes de gobierno tal como demanda la ciudadanía, perdieron los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori.

Consultados por diversos medios regionales y nacionales señalan que hubo más de lo mismo, y más bien los aspirantes al Ejecutivo insistieron en propuestas generales.

“La democracia debe vencer al odio, la intolerancia y el miedo”

Para Julio Schiappa comentó que ni Castillo ni Keiko han dilucidado de qué manera llevarán a cabo sus planteamientos.

“Lo más notorio de este encuentro es que ninguno de los dos candidatos ha especificado la forma en que materializarán sus planes de gobierno. Ninguno ha presentado presupuesto, el costo de cada una de las cosas que plantean”, aseveró.

Por ejemplo, sobre temas de pedagogía y el magisterio, Castillo habló de la reivindicación de los maestros y de la deuda social, pero en términos generales. “La educación requiere de unidad nacional para salir adelante y no vimos puntos de coincidencia en los candidatos, lo cual es un problema porque el nuevo Parlamento tendrá que tomar medidas para este sector”, comentó.

Y en salud, si bien el candidato Castillo fue específico al proponer una movilización general para vacunar a la población e implementar la atención de la salud, tampoco ahondó en cómo lo haría.

“No se puede resolver el tema de salud si es que no se tiene claro cómo. Por un lado, dice 10% para salud y otra tanto para educación, pero no señalan de dónde va a salir ese dinero. Es una barbaridad de presupuesto”, acotó.

También mencionó que el punto más flojo de Pedro Castillo fue economía. Estimó que él debe decidirse si hará una revolución socialista inmediata o actuará como la izquierda en otros países y desarrollará un proceso de transición de reformas progresivas.

“Esto es importante porque tiene incidencia central en la economía. El señor Castillo tiene que dejar en claro cuál es su posición respecto al mercado, si es una herramienta o es la estatización la herramienta principal con la que logrará los recursos para ayudar a la gente en momentos de crisis”, indicó.

Respecto a la corrupción, opinó que Castillo no tuvo un programa definido. Durante su intervención, el candidato evitó referirse a los procesos iniciados por la fiscalía anticorrupción y no dijo si apoyará la política moralizadora del fiscal Rafael Vela y su equipo. El analista resaltó que siendo Fujimori la más vulnerable en este aspecto, Castillo perdió la oportunidad de rematar su intervención aludiendo al proceso judicial de su contendora.

“Es un debate que va a reafirmar a los que ya creen en los candidatos. No ganarán muchos votos porque no es una victoria abrumadora de ninguno de los dos. Es claro que deben resolver los problemas que tienen. La señora Keiko no tiene política social, y el señor Castillo necesita tener mayor precisión”, estimó Schiappa.

Poco claro

Para la analista Marialy Cruz, Keiko Fujimori tampoco sustentó de qué manera pensaba implementar su plan de gobierno y, al igual que su contendor, tuvo enunciados generales y poco nuevos

«Ni el tema de seguridad ciudadana, que usualmente plantea Fuerza Popular, había una propuesta clara», comentó.

Cuestionó la frase “mano dura de madre”. Dijo que es un prototipo de madre que no es real en esta época, y más bien invoca a valores autoritarios.

“Citó mucho he venido hasta aquí». Para muchos provincianos, me incluyo, esa frase repetida tantas veces era innecesaria e inoportuna en una plaza de provincia», recalcó. Añadió que eso muestra, además, su poco interés de diálogo con las regiones.

“El simple hecho de que Keiko haya usado la frase ‘He tenido que venir hasta aquí’ le ha jugado en contra, por lo menos de cara a los votantes indecisos.

Sumado a la variable de que quizás tenían la noción de que se necesita un cambio donde se tome en cuenta al resto de ciudadanos y ciudadanas, le ha jugado en contra a Keiko Fujimori. Es una ventaja que le ha dado a Castillo», apuntó.

La analista mencionó que Fujimori centró su exposición en el populismo. Por ejemplo, la propuesta de entregar el 40% del canon de forma directa es “populismo en toda su dimensión”, al igual que reactivar la economía dando trabajo a través de Foncodes y otros programas del régimen de su padre.

Lo mismo ha ocurrido con el tema de la salud. Apuntó que será difícil cumplir su oferta de vacunar a todos los peruanos este año, porque sabemos que a nivel internacional hay una alta demanda de vacunas.

Otra ausencia fue no explicar cómo piensa impulsar el retorno a clases presenciales, pues no es suficiente enunciar que los maestros estarán en primera línea para que les pongan la vacuna.

Agregó que tampoco hizo una autocrítica sobre el modelo económico que se ha ejecutado desde los 90. “Le ha faltado ser más específica. Si bien una forma de ataque fue asegurar que están más preparados y tienen un mejor equipo técnico, eso no lo ha mostrado”, refirió.

Mientras que el economista Farid Matuk precisó que no es real la construcción de tres mil colegios que aseguró Keiko en el debate.

Escribió en su cuenta de Twitter: “Cada colegio vale 40 millones de soles para 1.360 estudiantes cada uno, en total 120.000 millones de soles. De acuerdo al MMM del MEF, esto implica incrementar el Presupuesto Público 2022 en 68%; más populista imposible”.

Artículos relacionados

Mantente conectado

33,231FansMe gusta
3SeguidoresSeguir
1,829SeguidoresSeguir

últimos artículos