La leche materna humana es el alimento natural producido por la madre para alimentar a su recién nacido.

La OMS la recomienda como alimento exclusivo para el lactante hasta los 6 meses de edad, y con alimentación complementaria hasta los 2 años de edad, ya que contiene todos los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo.

Contribuye a estrechar el vínculo madre-hijo, favoreciendo un adecuado desarrollo psicomotor.

Las infecciones y alergias son más raras en los niños criados a pecho que en los alimentados con biberón.

¿CÓMO SE PRODUCE LA LECHE MATERNA?

La leche materna se produce por estímulos hormonales y por la relación entre el recién nacido y su madre.

La producción de la leche materna está regida por la acción en cascada de ciertas hormonas y se inicia después del parto, tras la expulsión de la placenta.

El comienzo de la producción de leche no depende, a diferencia del mantenimiento de la producción, de la succión del recién nacido, aunque la producción se acelera y favorece si la succión se produce de manera inmediata tras el nacimiento.

Antes de nacer, la producción de una hormona llamada oxitocina estimula el sistema nervioso central de la madre y este estímulo hace que se inicie la producción de leche materna, una vez que ha nacido, es su succión, y solo su succión, lo que cumple el factor estimulante principal para que se siga produciendo leche materna.

Si se suspende la succión (por cualquier motivo), se acaba el estímulo y la madre dejará de producir leche materna, así tome lo que tome (avena, cacao, abundante agua, etc.).

Tenemos varias experiencias que demuestran que, aunque hayan pasado unos meses después de dejar de dar de lactar, si hay un estímulo adecuado (succión), se reinicia la producción de leche materna.

Para reforzar el tema, diremos que las mujeres que adoptan recién nacidos también pueden dar de lactar, no hace falta pasar el proceso del embarazo y el parto.

¿EL TAMAÑO DE LAS MAMAS TIENE RELACIÓN CON LA PRODUCCIÓN DE LECHE MATERNA?

No… No importa si las mamas son grandes o pequeñas.

Recordar… La producción de la leche materna solo depende del estímulo de la succión del niño lactante.

¿LA LECHE MATERNA AUMENTA SI HAY MÁS DEMANDA?

Sí… aumenta la producción.

Cuanta más leche tome el bebé, mayor cantidad producirá la madre.

Durante los dos primeros meses, lo más frecuente es que el niño exija leche materna cada dos o tres horas (luego espaciará las tomas), pero cada niño tiene sus propias necesidades y la cantidad de leche que su madre produce, cumple esas necesidades.

¿VARIAN LAS CARACTERÍSTICAS DE LA LECHE MATERNA SEGÚN LAS HORAS DEL DÍA?

Sí… La producción de la leche materna es un proceso muy activo: la leche materna no es una sustancia estática en el tiempo.

La composición varía durante el día, la leche materna de la mañana no es igual en su composición de nutrientes a la leche materna de la noche.

Todavía hay más… La composición de la leche materna va variando durante una misma toma. Al inicio, tiene más líquido y más nutrientes.

Al final de una lactada, el contenido de grasa aumenta, y esto ayuda a darle la sensación de saciedad al niño que lacta.

También se debe considerar que la lactada de la noche ayuda al niño a conciliar el sueño y tranquiliza, ya que en la leche materna nocturna circula más prolactina, una hormona con acción relajante.

¿ES IGUAL LA LECHE MATERNA DE UN NIÑO PRETÉRMINO Y OTRO NIÑO A TÉRMINO?

No… (Un niño pretérmino es un recién nacido antes de las 37 semanas y un niño a término es cuando nace entre 38 y 42 semanas).

Las madres que tienen un bebé prematuro producen la llamada “leche del prematuro” que se adapta a las necesidades especiales de su recién nacido.

Durante varias semanas, esta leche tiene una mayor concentración minerales, como calcio, sodio, magnesio y fósforo.

Esto difiere de la leche materna de una madre con un niño a término.

Tiene un contenido calórico superior, lo cual es importante para que estos bebés ganen peso rápidamente.

La concentración de nitrógeno y de proteínas de la “leche del prematuro” es también más alta, siendo más pobre en lactosa y vitamina C que la producida para un niño nacido a término.

¿QUÉ CONTIENE LA LECHE MATERNA?

La leche materna es una combinación líquida de nutrientes, células, hormonas, factores de crecimiento, inmunoglobulinas, enzimas, que ejercen una importante relación entre la madre y el lactante.

Podemos dar una aproximación de los nutrientes que aporta al bebé.

El calostro (leche de inicio, producida los 3 primeros días) está compuesto por proteínas, anticuerpos y beta-carotenos (pigmento amarillo, antecesor de la vitamina A), y una baja cantidad de lactosa y grasa.

Es la composición ideal para el recién nacido.

La leche madura (después de los 3 días), está compuesta por las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas, grasas, minerales, vitaminas, enzimas digestivas, hormonas y anticuerpos.

Recordemos que el niño tiene la capacidad de regular la composición de la leche y adaptarla a sus necesidades.

Recordemos: La composición de la leche va cambiando a lo largo de la toma.

No es lo mismo tomar 100 ml de un solo pecho que tomar 70 del primero y 30 del segundo, o 50 y 50.

Por este motivo se recomienda siempre vaciar un pecho antes de empezar con el otro, aunque la cantidad al final de la toma sea diferente.

Dr. HÉCTOR PEREDA SERNA  PEDIATRA

Consultorio: Jr. Independencia Cuadra 7 (708-A) Barrio de Zaragoza. Moyobamba
Atención:   lunes a viernes:  mañanas:  de 9:30 am. a 12:30 pm.
tardes:       de 4 pm a 7 pm.
Fanpage: Dr. Héctor Pereda Serna – Pediatra

CELULAR PARA CITAS: 933 839 979